martes, 12 de agosto de 2014

El Perú ¿avanza?

Mientras hoy tiraba lata hacia mi trabajo fue inevitable escuchar la conversación de un grupo de adolescentes sobre temas de interés nacional, que podrían cambiar el futuro de nuestro país. Es más, se podría considerar más un debate que una conversación lo que estos chibolos discutían. 

Es extraño que al leer la portada de un diario no veamos una nota sobre la reconciliación de Panafleto con Anatolia, o que al ver los titulares de los noticieros nunca falte una mención sobre los cuernos que le puso Anastasia a Chimpandolfo.


Lo que los medios peruanos le venden al adolescente es preocupante. Y a la vez irónico. 

Preocupante porque capturan la atención de los jóvenes que deberían estar concentrados en cosas más útiles que observar como un grupo de organismos vivientes bien formados y poco -al menos la mayoría- estudiados. Es tanto lo que este tipo de programas tiene en audiencia que incluso algunos -y me atrevería a decir TODOS- los gimnasios lo tienen dentro de su programación diaria, y además es tema de conversación de sus miembros. OK, no todo es culpa de los calzón sucio, los padres tienen mucha responsabilidad sobre esto, porque ellos también ven esta mierda.

Irónico porque los mismo medios de comunicación, en algunas de sus noticias, dicen: "pero es bárbaro, que educación le estamos dando a los jóvenes", pero claro, ellos transmiten Esto es CACA, COMMIERDA, AMOR, FUROR, PAVOR, etc. Es un poco incoherente que el principal columnista del que podría ser el diario más importante del Perú critique este tipo de programas y que en las notas mas importantes de ese diario salga este tipo de noticias.

Lo que los medios le venden al Perú, es precisamente lo que necesitan: Morbo.

Pero vamos, a veces es más fácil criticar que hacer. Yo por mi parte, prefiero ver Gokú y alucinar que les meto un Kame Hame Ha a todos.