viernes, 1 de marzo de 2013

+ (Pprrff...) - Yo no fui

Damas y objetos, 

Váyanse a la mie**a. Me ahorraré la presentación, así que vamos a por el post.

Consejos Wesleyinos
Tomo: Vivir en sociedad
Capítulo: Como tirarse un pedo y no morir en el intento.

En más de una ocasión, mientras estaba en algún lugar con una afluencia de público mayor a un individuo, he pasado por esos momentos en los que aquella flatulencia se asoma por el agujero mas negro y profundo que tenemos en nuestro cuerpo. Algunas de esas veces he salido humillado de aquella batalla entre mi recto y yo, y muchas otras he resultado victorioso. Os contaré y os deleitare pequeños capullos, con tres de mis más grandes hazañas...

Pedo 01 - Normal Attack
Mientras esperaba en una recepción, el c*lo me iba a explotar. No sabía como expulsar aquel fétido olor de mi organismo. Hasta que vi la luz: Una señora de avanzada edad se sentó a mi costado, aproveche el momento, acomodé mi cuerpo hacia la derecha, levante el derrier hacia la izquierda (dirección donde se encontraba la señora) y PPPFFF, ajustando y soltando de a pocos para que no suene...Me levanté victorioso con cara de asqueado y me acerqué a la señorita de recepción: 

- La señora se ha tirado un pedo...
- Si, puedo olerlo...

Pedo 02 - Hard Attack
Estaba repleto de gente, el bus tenia apenas un par de ventanas abiertas. Esa tarde no había comido nada extraño, solo calenté un arroz que estaba refrigerado 2 días atrás. Era el momento, no se podía ajustar más. PPRRFF, salío con un sonido despacio ya que aprete el c*lo para que no suene, mientrás avanzaba hacia el fondo del bus, dejando mis aires por el camino. Caminé lo suficientemente rápido para evitar que mi flatulencia me siguiera. La evadí. Salí triunfante.

Pedo 03 - Epic Fatality Brutal Attack.
Sin dejar rastro de mis hechos. Así termino aquel hecho. Salía del trabajo y me disponía a regresar a mi casa. Durante el día sentía un malestar en el estómago, al parecer nada importante. Salgo de las oficinas, presiono el botón del ascensor. Sube del piso 1 al 5, donde me encontraba yo. Al llegar estaba vacío, entro al ascensor y PPPRRRRRRRRFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFF, con una banda sonora espectacular. Antes de que se cierren las puertas salgo disparado, dejando mi travesura paseando por los interiores. El ascensor sube un piso más...y es ahí donde escucho los gritos de desesperación. Nunca supe que pasó con aquellos que sufrieron mi brutal ataque...