jueves, 8 de febrero de 2018

Viejo amigo (Intento de Thriller #1)

8:25 am
La luz del sol es demasiado fuerte, entra por la cortina y brilla en su cara. Se levanta y siente que el piso se mueve: aún se encuentra con la resaca de la noche que pasó.
Va por una botella de agua y mientras la bebe recoge el arma del piso. La revisa, aún está cargada. Al parecer no tuvo problemas.
Se pone una polera, y sale, mientras camina trata de recordar que pasó, o más bien, cómo pasó lo de la noche anterior. Llega al parque ubicado a media cuadra de su departamento, ajusta el cronómetro y empieza a trotar.

9:20 am
Abre la puerta de su departamento mientras se termina el último sorbo de agua. Se ducha. Coge un pantalón jean, una camisa y sus cotidianos zapatos negros para vestirse. Va a la cochera. Parece recordar algo. Abre el maletero y ahí se encuentra ella.

10:30 am
Ahora recuerda todo perfectamente. Le acaricia el cabello y luego sujeta su muñeca para sentir su pulso, todo parece estar en orden. Cierra el maletero y vuelve a su departamento, coge su pistola, sus lentes negros y hace una llamada. Espera a que contesten.
- La tengo, voy para allá.

10:40 am
No es difícil sacarla del maletero y tampoco subirla al auto. Aún duerme. Enciende el auto y pone las manos en el volante. Piensa un momento y hace otra llamada.
- Tienes razón, no puedo hacer esto.
- No te preocupes, te ayudaré. Te espero donde quedamos.

11:40 am
Anthony conduce por la carretera, su misión es difícil y más aún cuando la ve por el espejo retrovisor. Detiene el auto y se baja.
- Te estaba esperando Tony.
- Tienes que ayudarme Diego, no puedo.
- Lo sé. Dame el arma.

11:40 am
Diego, arma en mano, se acerca al auto y la mira. Estaba dormida en los asientos traseros, inconsciente de la realidad.
- Diego, no tengo mucho tiempo, me está esperando. Lo llamé antes que a ti.
- Si quieres que te ayude necesito saberlo todo.

Dos días atrás. 6:00 am
Anthony trotaba alrededor de 40 minutos. A sus 45 años esa fue su mejor marca. Se decía que si fuera 20 años más joven podría correr 2 horas seguidas, pero sabía que era mentira. De regreso a casa, mientras escuchaba "What do you do for money honey" de AC/DC ve un auto negro estacionado a 10 metros de él, dos personas vestidas con saco y corbata, lentes negros. Ellos lo miraban fijamente a lo lejos mientras se decían algo. Sabía que hacían ahí.

- Acompáñenos.
- Ya no hago eso.
- Hay mucho dinero.
- Gracias, pero no. No neces...

El golpe en la cabeza fue tan fuerte que le hizo ver estrellas antes de desmayarse. 

Dos días atrás. 9:00 am
Cuando despertó se encontraba en cuarto oscuro, tirado en el piso. Había un tipo sentado frente a él, con la camisa blanca, pantalón de vestir y zapatillas, lentes negros con bordes dorados y un bastón de forma irregular.

- Me dicen que no quieres ayudarnos a pesar de que te pagaremos mucho.
- Dejé esa vida.
- Te explicaré la situación Tony Ponce - Al escuchar su nombre Anthony no pudo evitar sentirse sorprendido. Tanto tiempo tratando de ocultar su identidad fue en vano - Necesitamos a una niña. El padre de esta chiquilla me debe mucho dinero. Es un vagabundo que le gusta apostar. El desgraciado ganó hace un par de días $ 1 000 000 y se niega a pagarme los intereses, así que me cobraré con su pequeña.
- No me inter...
- La pequeña Diana cumple 18 años mañana. Lo celebrará en una discoteca del sur con sus amigas. Ellas se pueden ir al carajo. La quiero intacta. Te daremos una droga que la dormirá por 8 hor...
- ¡No lo haré!
- ¡Lo harás! - la mirada del hombre cambió a odio, y se abrían cada vez más y más - O tus 2 hijas pagarán las consecuencias. Eres el mejor para estos trabajos, teníamos que investigarte Tony. Te dejaré pensarlo. Vuelvo en 5 minutos.

Dos días atrás. 9:15 am
Se había separado de su esposa hace 15 años. Su hija mayor ahora tendría  17 años y la menor 16. No las ve desde entonces, cuando su mujer se enteró que él se dedicaba a secuestrar gente a cambio de jugosas cantidades de dinero. Al perderlas cambió de vida.

- Lo haré - Le dijo antes de que se vaya. Pero quiero el 50% del pago adelantado.
- Sabía que eras inteligente. Te daremos el dinero ahora mismo. La información te llegará a tu celular después. 

12:00
- ¿Quién era?
- No lo sé, después que se fue sentí un golpe en la espalda. Cuando desperté ya era el día siguiente. Estaba en casa, había un maletín con $ 5,000, un frasco con la droga y esa pistola. Fue entonces cuando te llamé.
- ¿Cómo la encontraste a ella?
- Me mandó toda la información al celular, el desgraciado es un tipo con muchos contactos. Sabía hasta la placa del taxi en que llegaron las niñas. Ya dejamos esta vida hace mucho Diego. no quiero hacerlo.

La noche anterior
Diana se encontraba celebrando sus 18 años con sus amigas. Era la mejor discoteca del sur de Lima.  Papi había invertido sus ganancias en su nena. La mejor zona, seguridad privada, todo el alcohol posible. Sus amigas y ella tenían planeado regresar a casa al día siguiente.

Anthony se encontraba afuera de la discoteca, dentro de su auto, planeando todo. Sabía que Diana no estaba sola, entrar era fácil, salir no. Pasaban las horas y decidió entrar. El lugar estaba repleto. Se acercó a la barra y pidió una botella de pisco. Bebió y bebió, buscando el momento indicado. Diana había decidido que su seguridad también debía divertirse, así que ellos estaban disfrutando de la noche. Grave error. Pero aún estaban sus amigas. Volvió a su copa y siguió tomando.

Sitió un empujón. Era ella.

- Dos whiskis por faaavorrr...
- Una niña como tú no debería tomar tanto.
- Tu no te metas anciano, ve a bailar tu "cha cha chá" y a tomar tu avena.
- Podría tomarme lo tuyo y lo de tus amigas y estaría mejor que tú.
- A que no te puedes tomar esta botella tú solo.
- Si tú me acompañas con la otra sí.
- Viejo verdeeee, no me retes. Está bien el primero que acaba gana.

12:30
- No fue un trabajo difícil.
- No.
- Donde lo verás.
- En la siguiente parada.
- Si no lo haces irán por tu familia.
- Llamé a mi ex esposa. Le dije que se fuera lejos, que mi pasado las perseguirá y busquen protección, que cuente a la policía lo que pasará. Les envié todo el dinero.
- Se está despertando, mira.

Diana se asomaba por la ventana, confundida. Volvió a caer. Quizá la dosis si fue exagerada.

- Diego, encárgate de llevarla a la policía.
- Amigo, nos conocemos muchos años, ¿estás seguro de esto?
- Sí, si me tienen a mí dejarán de buscar a mi familia.
- Toma las llaves de mi auto, viejo.



Tony caminó, lentamente hacia el auto de su amigo, mientras que este lo apuntaba formando una sonrisa grotesca en la cara pensando en que su miserable vida se arreglaría con el dinero que cobrara por entregarla. Antes de presionar el gatillo, pudo ver por última vez el rostro de su amigo.