martes, 27 de agosto de 2013

Puroculo.

Edgar Culo era un vampiro al igual que toda su familia. Parecía maricón. Como es sabido, los vampiros son inmortales y solo dejan de existir cuando les cortan el wifi. Por su inmortalidad, ellos debían moverse constantemente para evitar que la gente percibiera que nunca envejecían. Para no pagar impuestos todos los años organizan invasiones a terrenos deshabitados y se establecían hasta una nueva mudanza.

Bella Saenz era una chica de Pamplona Alta. Su padre era un policía de tránsito-corrupto, obviamente. Ellos vivían muy felices a pesar de tener vecinos que olían a perros cochinos. No hay mucho de que hablar de esta cualquiera ya que la historia se basa en los vampiros y ella es una zorra que solo viene a joder por que quiere ser tan fashion como ellos.

Un día cualquiera, Edgar Culo ingreso misteriosamente en la misma escuela de Bella. Todos los estudiantes lo miraban, era brillante...al parecer no usaba jabón de tocador Neko porque tenia la piel grasosa y llena de espinillas. Fue entonces que se dirigió a su primera clase: Postres I. Edgar se dirigió silenciosamente al único asiento vacío: justo al costado de Bella. Se miraron fijamente, luego de unos minutos, Bella le obsequio un pañito húmedo y Edgar se secó toda la grasa del rostro, reventando una que otra espinilla.

- Que lindos ojos, pero...¿son color caca?.
- Gracias y no, son color orina de una persona deshidratada.
- Que bonito, a veces me tomo la mía.
- Hueles a culo.
- Perdón, hoy no me bañe. Eres Belieber?
- No, soy Directioner.
- Somos el uno para el otro.
- Tengo un secreto, soy vampiro y puedo leer las mentes, aunque contigo no logro hacerlo. Te agregaré a Twitter y sabre hasta cuando cagas.
- Que fashion, cuanto cuesta la suscripción para ser vampiro. 
- Lo nuestro no puede ser, te busqué en Twitter y no te encontré.
- Dicen que los rostros con espinillas es por falta de sexo, y yo puedo dártelo.
- Mierda, ya que chucha, a nada. Pero primero tenemos que sufrir por ti.
- ¿Y luego me haces vampiro?
- Ya pe.

Luego de muchas cosas que no te contaré, al final Bella conoce a un sujeto, que también olía a perro...su nombre era Yaco , y es un huevón más del que no se hablará en esta parte del libro. 

Continuara...Puroculo: Cuarto Mengüante